Cómo era su vida antes de someterse a las intervenciones?
Dependía de otra persona para hacer todo. Desde abrocharme un botón de la camisa hasta maquillarme o cortar un filete de carne. Además, en el trabajo tenía serios problemas con el teclado del ordenador, porque no tenía la capacidad para acertar con las teclas y tenía que trabajar de forma muy lenta. Era una vida muy limitada. 

¿Por qué decidió intervenirse por segunda vez con el HIFU?
La primera operación supuso un cambio muy importante en mi vida. Gracias a ella corregí todo el temblor en la parte izquierda de mi cuerpo. Empecé a hacer todo sola y a no tener que pedir ayuda a mi marido. Pero solo era la mitad. Tenía la sensación de no haber completado el proceso hasta corregir también el otro lado y la verdad es que no me arrepiento de haberlo hecho. Estoy muy contenta con el resultado. 

Tratamiento bilateral con HIFU a una paciente con temblor esencial

¿Cómo está ahora?
Feliz. Muy feliz. Para mí ha sido como un milagro. Me considero una persona muy deportista. Empecé a montar en bicicleta y, aunque al principio me resultaba un poco más difícil, después una gana en confianza hasta el punto de que es una maravilla. El manillar había dejado de oscilar de un lado a otro. Eso se ha trasladado a todas las facetas de mi vida. 

¿Qué mensaje enviaría a las personas que están pasando por su misma situación?
Reconozco que es un proceso duro, pero cuando uno focaliza todo en el beneficio la sensación cambia por completo. Tener la posibilidad de vivir sin la necesidad de pedir ayuda para todo es algo increíble. Me cuesta explicarlo con palabras. Por eso, a cualquier persona que esté en una situación similar a la que yo he vivido le diría que todo el esfuerzo merece la pena.

¿Qué es el HIFU?

El tratamiento con HIFU es una técnica de ultrasonidos de alta intensidad focalizados en un punto concreto del cerebro que, de manera controlada y precisa, provoca una lesión por calor en una estructura cerebral que funciona mal y da lugar al temblor, lo que consigue mejorar el síntoma en el paciente. 

La opinión médica

Los Dres. Mª Cruz Rodríguez Oroz y Lain González Quarante, junto a Marina.

La Dra. M.ª Cruz Rodríguez Oroz, directora del Departamento de Neurología de la Clínica Universidad de Navarra, explica que “la intervención bilateral busca tratar el temblor en el segundo lado del cuerpo. El primer tratamiento se hace solo en un hemisferio cerebral para corregir el temblor en la mano dominante del paciente. Ahora se ha aprobado la posibilidad de tratar el segundo lado a partir de los nueve meses del primer tratamiento con el objetivo de mejorar aún más la calidad de vida del paciente con temblor esencial”. 

Texto:
Alfonso Muerza
Fotografía:
Manuel Castells

Este artículo ha sido publicado por la Clínica Universidad de Navarra en la revista Noticias.cun.