El Cancer Center Clínica Universidad de Navarra contará con un nuevo acelerador de radioterapia adaptativa con resonancia magnética, un equipo que facilita imágenes de alta calidad del tumor en el momento del tratamiento. Esto permite minimizar la toxicidad asociada con la radiación y reducir las sesiones los tratamientos, que pueden pasar de entre 20 y 25, a menos de cinco.

“Un acelerador con resonancia magnética integrada es especialmente provechoso para tumores en partes blandas como los de próstata, ginecológicos, gastrointestinales o de cabeza y cuello”
Dr. Rafael Martínez Monge

Codirector del Departamento de Oncología Radioterápica

Frente a los equipos actuales con escáner, el acelerador incorpora una resonancia magnética de 1,5 teslas. Con las imágenes obtenidas, los especialistas pueden ajustar la radiación que recibe el paciente, con las ventajas para reducir la toxicidad y el número de sesiones. 

Está previsto que el nuevo acelerador Elekta Unity entre en funcionamiento en la sede de Pamplona entre abril y mayo de 2024. Esta instalación se suma a la Unidad de Protonterapia abierta hace tres años en Madrid. “El Cancer Center cuenta así con la tecnología más avanzada en la radioterapia de fotones y en la de protones. Nuestros pacientes pueden tener la mejor terapia en función de su diagnóstico y de sus propias condiciones personales”, remarca el Dr. Antonio González, director del Cancer Center. 

Texto:
Miguel García San Emeterio

Este artículo ha sido publicado por la Clínica Universidad de Navarra en la revista Noticias.cun.