Mi colaboración con la Universidad de Navarra comenzó en junio de 2000, cuando fui invitada a participar en un congreso internacional organizado por la Escuela de Enfermería. Poco después, regresé para reflexionar y asesorar en la actualización del plan de estudios, lo que se tradujo en una colaboración que ha durado más de 20 años. Durante este tiempo, he sido testigo de cambios increíbles que han dado lugar a avances en la formación, la investigación y la práctica de la Enfermería profesional en Navarra y en España. Una transformación de gran impacto en la atención al paciente.

Con el desarrollo del programa de pregrado, el avance de la educación de posgrado y la implementación de los programas de máster y doctorado se  ha impulsado la ciencia de la Enfermería para la mejora del cuidado del paciente y su familia.

Estos avances estimularon a la Clínica para aspirar a la acreditación Magnet como marco para el desarrollo de la contribución de la Enfermería a la prestación de atención de alta calidad, segura, eficiente, rentable y basada en la evidencia, y su visibilidad. 

El desarrollo de la educación de posgrado en Enfermería en la Universidad de Navarra aumentó la demanda entre el personal clínico para participar activamente en la investigación. Esto fomentó que docentes y clínicos trabajasen en colaboración y, de este modo, surgieron asociaciones con profesores de otras universidades y líderes de otros entornos clínicos como el Hospital General de Massachusetts (MGH), en Boston. Estas alianzas brindaron oportunidades para la investigación, el desarrollo de roles y el diseño de un modelo de práctica profesional en la Clínica.

Desde la dirección de la Clínica se asumió el compromiso de seguir desarrollando un entorno de práctica profesional y una infraestructura para incentivar la participación de las enfermeras en la toma de decisiones. La asociación con el MGH y la colaboración con líderes de Enfermería son una guía clave en el viaje hacia el Magnet Designation de la Clínica. La publicación del Modelo de Práctica Profesional de la Clínica Universidad de Navarra es un ejemplo del inicio de avances en esta dirección. 

Estos logros también están fomentando la colaboración profesional dentro de otros equipos miembros del hospital, que brindan buenos ejemplos de trabajo en equipo efectivo en beneficio de los pacientes y sus familias. Siempre se ha dicho que la Enfermería en la Clínica Universidad de Navarra es excelente; con la acreditación Magnet esta afirmación será reconocida internacionalmente.

Colaborar con el claustro de la Universidad de Navarra y presenciar el liderazgo transformador dentro de la Clínica ha sido una experiencia extraordinaria para mí. A través del diálogo, la investigación y el profundo respeto por los valores de la enseñanza y la disciplina de la Enfermería podemos seguir comprendiendo la diferencia que marcan las enfermeras en la salud y el bienestar de todos los seres humanos. El legado de la Enfermería profesional en la Clínica Universidad de Navarra durante los últimos 60 años es el descubrimiento y reconocimiento continuo del impacto que la ciencia de la Enfermería tiene en la promoción de la salud y del potencial humano para todos.